diciembre 14, 2010

Puntualidad

Hoy voy a escribir sobre un tema que es MUY importante para mí: la PUNTUALIDAD.

Algunas personas podrían decir que es una virtud, otras que es un deber y otras simplemente no conocen el término. Soy sumamente especial respecto a este tema, detesto, así como mi querido José, a la gente impuntual.

La gente toma por sentado que si tiene una cita de trabajo (o de lo que sea) con alguien, la otra persona tiene que esperarlo. Cuál será el problema? cultural? Personalmente en el trabajo diariamente tengo pésimas experiencias. La hora de entrada es a las 9, pero ya sé que NUNCA debo de convocar a una reunión a esa hora porque las personas acostumbran llegar 9:30 (y es temprano) hay quienes llegan a las 10:30. De hecho en México siempre se invita a las personas a las bodas y a ese tipo de eventos MEDIA hora antes, para que al empezar ya haya quórum. 

En lo personal llegar tarde me parece una falta de respeto a los demás. Es simple sentido común, por ejemplo, cuando uno firma un contrato con una empresa y se compromete llegar a X hora, pues ni modo, se aceptó. Por qué no cumplir un compromiso? Hay personas que se escudan con el de "por qué tiene uno que ser tan cerrado y cumplir las reglas si yo ya acabé mi trabajo?", mi respuesta sería "pues entonces ve con tu supervisor y dile que eres eficiente y rápido y que te puede asignar más tareas", sería lo razonable, no? 

Yo creo que uno puede llegar tarde de vez en cuando, digo, en algunas ciudades como la que yo vivo a veces es muy difícil prevenir tantas cosas que pueden retrasar un trayecto, pero hay personas que se les hace costumbre. 

Ya sé que con esta entrada estoy "escupiendo" mis molestias hacia la gente impuntual y que yo también he llegado tarde y que yo también a veces no hago nada en el trabajo....lo acepto. Soy culpable de perder el tiempo en el trabajo y de ser impuntual a veces....


Publicar un comentario