abril 30, 2009

El hombre en busca de sentido

Cuando estaba en la Universidad leí un libro que me gustó mucho, yo no soy una aficionada a la lectura de libros (mayormente leo Manga e Internet nada más) por lo que tengo que aclarar que fue una asignación, no recuerdo la materia pero estoy casi segura que fue en la clase de Aquiles Loranca.

Este libro narraba una parte de la historia de vida del Dr. Viktor Emil Frankl. Este libro fue publicado en Alemania en 1946, es decir un año después del fin de la Segunda Guerra Mundial.

En el libro, el Dr. Frankl narraba su experiencia dentro de Campos de Concentración durante la Guerra. Durante su estancia ahí, mucha gente que él conocía moría mientras que él tenía ciertas obligaciones dentro del Campo y pensaba que tenía que salir adelante para continuar su vida. Se dio cuenta que este impulso por salir lo mantenía vivo de alguna manera. Durante su reclusión tuvo tiempo para reflexionar y formular algunos de los principios de lo que él llamó "Logoterapia".

Ahora bien, yo entendí hasta ese momento algo. Cuando yo enfermé graventemente en julio del 2001 solo pensaba en salir lo más pronto posible para continuar la Universidad y retomar mi vida y mis obligaciones. Recuerdo que pensaba que apenas tenía 19 años y muchas cosas por hacer, así que tenía que salir muy pronto de ahí. La idea de regresar a las clases se mantenía permantente en mi cabeza (¡ñoña!).

Varias veces me preguntaban: "¿qué estabas estudiando?. A lo que yo contestaba un poco molesta: "Estoy estudiando Ing. Cibernética". Un día llevaron a un sacerdote y me preguntó si quería que me aplicara los "Santos Óleos", recuerdo solamente que me enojé mucho porque sentí que estaban pensando que la enfermedad me había derrotado. En ese momento mi cabeza estaba muy confundida y no pensaba bien, ahora entiendo que eso es solo una "precaución" y no quiere decir que uno se vaya a morir.

En fin, a qué viene todo esto. Estamos pasando por un momento difícil en la historia del país y del mundo. Nunca creí vivir esto y no tenemos más que pensar positivamente, orar (las creyentes), cuidarnos y estar informados. Además no está de más bromear un poco para hacer esto más llevadero. Por lo pronto yo estoy trabajando en casa desde el martes 28.Abr y las clases en el I.C.M.J. se suspendieron desde el lunes 27.

Tengo una lista enorme de cosas por hacer, así que...................



(Recreación)


がんばってください!!!
Fuente: Wikipedia.
Publicar un comentario